Descubre las tostadas gigantes de Usmajac, un manjar jalisciense de tamaño y sabor colosal

Jalisco no solo es famoso por su tequila y mariachi, sino también por una gastronomía rica y diversa que abarca desde la birria hasta el pozole. Sin embargo, hay un platillo que merece una atención especial si estás en búsqueda de sabores nuevos y experiencias culinarias únicas: las tostadas gigantes de Usmajac.

Ubicada a solo 15 minutos del centro de Sayula, un Pueblo Mágico encantador, Usmajac es el hogar de las tostadas gigantes que pueden llegar a medir hasta 35 centímetros de diámetro. Estas no son simples tostadas; son obras de arte culinario que se han transmitido de generación en generación, destacando la rica tradición local.

¿Qué hace tan especiales a estas tostadas?

El secreto de su extraordinario sabor y textura inicia con el proceso de nixtamalización del maíz, seguido por el aplanado manual con metate para formar tortillas que luego se cocinan en un comal. Antes de su cocción completa, cada tortilla se raspa con una espátula para lograr una textura más delgada y amplia, que luego se seca al sol y se fríe hasta alcanzar un crujiente perfecto.

Los sabores que puedes explorar

Estas tostadas se sirven con una base de frijoles molidos, col o repollo, jitomate, queso panela, cebolla y una selección de carnes que incluyen lomo, cuerito, oreja, trompa, carne adobada, y patita de puerco, cada una aportando un sabor distinto y emocionante. No puedes dejar pasar la salsa de cacahuate hecha con cacahuates dorados, ajos, cebolla, ajonjolí y chile de árbol, que añade un toque picante y profundiza el sabor de las tostadas.

¿Dónde encontrar estas delicias?

Al llegar a Sayula, encontrarás varios establecimientos y puestos callejeros que ofrecen estas tostadas gigantes. Lugares como «Tostadas y Lonches Baltazar», «Las Hermanas Benítez», y «La Güera», son solo algunas de las opciones donde podrás degustar este manjar único. Cada sitio ofrece una versión ligeramente diferente de este platillo, permitiéndote disfrutar de una variedad de sabores y texturas.

En resumen

Las tostadas gigantes de Usmajac no son solo comida; son una celebración de la cultura y la tradición jalisciense. Si te encuentras en Jalisco y buscas una experiencia culinaria memorable, asegúrate de visitar Usmajac y probar este platillo que es tanto un festín para el paladar como para los ojos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *