¡Pedalea hacia una vida más larga! los sorprendentes beneficios de la bicicleta para la salud en la tercera edad

Los beneficios de montar en bicicleta extendiéndose más allá del simple disfrute al aire libre son ahora más evidentes gracias a un nuevo estudio publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise. La investigación, apoyada parcialmente por los Institutos Nacionales de Salud (NIH), analizó a 2,600 personas promediando los 64 años de edad. A través de encuestas sobre actividad física y pruebas de rayos X, se demostró que quienes pedalean regularmente poseen un 21% menos de probabilidades de desarrollar signos de osteoartritis en comparación con los no ciclistas.

La Dra. Grace Lo, del Baylor College of Medicine y autora principal del estudio, resalta la significativa reducción de la osteoartritis en ciclistas, lo que subraya el papel preventivo de esta actividad. Matt Harkey, coautor y profesor asistente en la Universidad Estatal de Michigan, añade que el ciclismo fortalece los músculos alrededor de las rodillas, protegiendo y mejorando la funcionalidad de las articulaciones. Además, el movimiento rítmico del pedaleo promueve la circulación del líquido sinovial, esencial para lubricar y nutrir el cartílago articular.

Más allá de su impacto en las articulaciones, el ciclismo también contribuye a la longevidad. Brooks Boliek, un ciclista de 65 años, lo considera su «droga para la longevidad», proporcionándole no solo bienestar físico sino también emocional y psicológico. Por su parte, Norman Lazarus, profesor emérito del King’s College de Londres, advierte sobre la importancia de una técnica adecuada y un equipo correctamente ajustado para evitar lesiones, especialmente en ciclistas mayores.

A pesar de los riesgos asociados, como los accidentes de tráfico, el estudio refuerza la idea de que montar en bicicleta es una de las formas más seguras y efectivas de extender la esperanza de vida y prevenir enfermedades crónicas, como la artritis. La evidencia sugiere que incluso montar una hora por semana puede reducir significativamente las posibilidades de una muerte prematura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *