Título: 20 directores que odian sus propias películas: las historias detrás de sus fracasos

Hacer una película es una tarea monumental que implica pasar una historia del guion a la pantalla, una labor que no solo cuesta millones de dólares, sino que también requiere años de dedicación tanto del elenco como del equipo. Sin embargo, a veces, los directores, quienes posiblemente pasan más tiempo trabajando en una película, terminan insatisfechos con el resultado final. Aquí exploramos las historias de 20 directores que, por diversas razones, odian sus propias películas.

David O. Russell – Accidental Love

David O. Russell comenzó a trabajar en Nailed en 2008, una comedia romántica con tintes políticos protagonizada por Jessica Biel y Jake Gyllenhaal. Sin embargo, la producción fue un desastre con múltiples paros en el set debido a problemas de pago. Eventualmente, el estudio decidió terminar la película sin la participación de Russell, renombrándola Accidental Love. El director pidió que su nombre fuera cambiado a Stephen Greene, y la película fue duramente criticada.

Arthur Hiller – An Alan Smithee Film: Burn Hollywood Burn

Arthur Hiller no tenía intención de repudiar Burn Hollywood Burn, una sátira sobre el sistema de Hollywood, pero el estudio alteró su corte de la película, lo que llevó a Hiller a utilizar el seudónimo Alan Smithee.

David Fincher – Alien 3

David Fincher enfrentó enormes dificultades con Alien 3 debido a un guion incompleto y constantes interferencias del estudio. Fincher declaró que la experiencia fue «horrible» y que nadie odia la película más que él.

Tony Kaye – American History X

Tony Kaye intentó disuadir al público de ver American History X debido a diferencias creativas con el estudio. Publicó cartas abiertas y pidió cambiar su nombre en los créditos a «Humpty Dumpty», pero su petición fue denegada por el Gremio de Directores de América.

Joss Whedon – Avengers: Age of Ultron

Joss Whedon expresó su frustración con Avengers: Age of Ultron debido a conflictos con Marvel y agotamiento personal. Aunque sigue orgulloso de la película, hay aspectos que lo frustran.

Mathieu Kassovitz – Babylon AD

Mathieu Kassovitz criticó Babylon AD por ser «pura violencia y estupidez», distanciándose del proyecto antes de su lanzamiento.

Joel Schumacher – Batman & Robin

Joel Schumacher se disculpó varias veces por Batman & Robin, una película que recibió críticas negativas y decepcionó a los fans de Batman.

Dennis Hopper – Catchfire

Dennis Hopper lanzó Catchfire bajo el seudónimo Alan Smithee después de que el estudio editara la película sin su consentimiento.

Jerry Lewis – The Day the Clown Cried

Jerry Lewis nunca estrenó The Day the Clown Cried, guardando la película en una bóveda privada debido a su descontento con el resultado final.

David Lynch – Dune

David Lynch lamenta haber trabajado en Dune, sintiendo que se comprometió demasiado en un proyecto que no debía haber aceptado.

Josh Trank – Fantastic Four

Josh Trank se distanció de Fantastic Four, declarando en Twitter que su versión original de la película nunca vería la luz debido a las interferencias del estudio.

Stanley Kubrick – Fear and Desire

Stanley Kubrick intentó destruir todas las copias de su debut cinematográfico Fear and Desire, describiéndolo como un esfuerzo serio pero inepto.

Kevin Yagher – Hellraiser: Bloodline

Kevin Yagher pidió que se utilizara el seudónimo Alan Smithee para Hellraiser: Bloodline después de que el estudio lo obligara a rehacer escenas.

Noah Baumbach – Highball

Noah Baumbach se distanció de Highball, cambiando su nombre en los créditos debido a problemas de producción y falta de recursos.

Tomas Alfredson – The Snowman

Tomas Alfredson admitió que The Snowman fue un fracaso debido a la falta de tiempo y recursos para completar la película.

Alan Taylor – Thor: The Dark World

Alan Taylor criticó Thor: The Dark World por la falta de control creativo durante la postproducción, resultando en una película diferente a la que había planeado.

Michael Bay – Transformers: Revenge of the Fallen

Michael Bay describió Transformers: Revenge of the Fallen como una «porquería», citando la huelga de escritores como una de las principales razones del fracaso.

Steven Soderbergh – The Underneath

Steven Soderbergh lamentó la realización de The Underneath, describiéndola como una película «totalmente somnolienta».

Kiefer Sutherland – Woman Wanted

Kiefer Sutherland lanzó Woman Wanted bajo el seudónimo Alan Smithee, siendo la última persona en utilizar este famoso seudónimo debido a su descontento con el resultado final.

Estas historias muestran que incluso los cineastas más talentosos pueden enfrentarse a desafíos y decepciones en el proceso de creación de una película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *